EL DOLOR

Cuando una persona siente dolor en cualquier parte de su cuerpo, instintivamente este adopta posturas de recogimiento sobre la zona dolorida. El cuerpo, de forma natural busca replegarse y proteger la zona afectada. Curiosamente no somos conscientes de que el cuerpo está activando su proceso de autocuración. El cuerpo sabe lo que debe hacer. Está impreso en la inteligencia natural de cada músculo y de cada órgano. El cuerpo busca un estado de placidez y calma interna, dónde éste puede repararse.  

Cuando, pasado el tiempo, el dolor no desaparece, solemos buscar soluciones externas que nos ayuden a resolver la situación. Por una cuestión puramente social y de educación solemos acabar en el médico, el cual, en la mayoría de los casos, tratará de resolver con medicamentos o bien, en manos de fisioterapeutas que en muchos casos tratarán el problema actuando contra el dolor, enfrentándose así a la propia naturaleza del cuerpo que sufre, y provocando generalmente más dolor aún.

Las terapias de Sotai y Shiatu se alian con el cuerpo, trabajando con él a favor de su tendencia natural de autocuración. Está terapia comprende que el dolor, no se debe tapar con fármacos, que solo inhiben los síntomas, ni debe combatirse con más dolor. El Sotai y el Shiatsu trabajan desde el conocimiento de que al dolor y al sufrimiento hay que combatirlo con amor, por lo que se conduce al cuerpo hacia ese estado de calma y reactiva su capacidad de autocuración. 

Prev ¿Qué aprenderemos en el curso básico de SOTAI?
Next ¿Qué és Kinesio Taping?

Leave a comment

×